Ronaldinho continúa en una prisión de Asunción, después de que el pasado sábado fuera detenido por cometer un supuesto delito de falsificación de pasaportes junto a su hermano Roberto de Assis. El fiscal Osmar Legal confirmó ayer ante los medios de comunicación paraguayos que tras la audiencia de revisión de medidas del caso de Ronaldinho y de su hermano, Roberto de Assis, el juez decidió mantenerles en prisión preventiva, rechazando la propuesta de su defensa de ofrecer una propiedad valorada en ocho millones de dólares como fianza.

Relacionado:  (VIDEO) Dempsey regaló su camiseta por un poco de...¡canguil!

Ni Ronaldinho ni su hermano comparecieron en la vista sino que estuvieron representados por sus abogados en la vista que tuvo lugar este martes en el Palacio de Justicia de Asunción (Paraguay).

En la prisión, Ronaldinho está recluido en el ‘Cuadrilátero’, un sector ubicado en la planta alta del edificio principal que alberga a policías con procesos judiciales, además de políticos procesados por corrupción y narcotraficantes.

El ex delantero brasileño recibió la visita en la cárcel de Carlos Alberto Gamarra, ex jugador del Atlético de Madrid e Inter, entre otros, además de ex capitán de la selección paraguaya. “Ronaldinho me dijo: ‘yo vengo de abajo, conozco el sufrimiento, lo único que me preocupa es mi mamá. El resto para mí. Yo soy hombre y tengo que aguantar todo lo que venga’”, confesó Gamarra a la emisora ‘ABC Cardinal’ acerca de la conversación que sostuvo con Ronaldinho.

Relacionado:  Ronaldinho estaría invitado a jugar un campeonato de fútbol en prisión