La Liga Profesional ya tenía una especie de plan de contingencia tras el reclamo de los árbitros encabezada por su máximo representante Luis Muentes. Así lo dio a conocer el periodista Fabián Gallardo en Radio Área Deportiva.

Si es que la situación con los árbitros no mejoraba (sí pitarán pero "bajo protesta"), Gallardo manifestó que entre las opciones que se barajaban era de proseguir con árbitros amateurs y para los partidos importantes contar con árbitros extranjeros. La consigna de Liga Pro siempre fue de seguir jugando pese a las circunstancias.

Relacionado:  Que puedes y que no puedes llevar al Clásico del Astillero