Cléber Chalá, padre de la esposa de Renato Ibarra, acusó al jugador del América de agredir a sus hijas (entre ellas la cónyuge) al asegurar que él tiene pruebas de los hechos.

Ibarra está detenido en México, mientras que Chalá, ex jugador de la selección nacional y de clubes como El Nacional, se despachó con contra de Ibarra en una entrevista con el diario Récord de México, a continuación la versión completa:

Indignado y con impotencia, así es como Cléber Chalá se expresó acerca del incidente que sucedió en la casa de Renato Ibarra la noche de este jueves, donde asegura que sus hijas, la esposa del jugador americanista Lucely Chalá y su hermana Karen, sí fueron golpeadas en una habitación con alevosía y ventaja, y tiene evidencias.

“No va a poder negar nada, yo tengo videos de todo… Para empezar cómo puede pegarle a una mujer embarazada”, se lamenta Cléber desde Ecuador, ya que Lucely tiene 10 semanas de gestación. Y agrega: “Renato agarra lo que tiene en bolsas y le quiere pegar con eso a mi hija y lo agarran los demás delincuentes que él llevó desde aquí desde Ecuador porque si no la mata. Se ve claro cuando Renato coge lo que digo y se lanza”.

“Le pegaron también a mí otra hija Karen. Lucely ha estado con ese embarazo complicado y entonces mi hija mayor se fue a México a cuidarla unas dos semanas hasta que pasara el riesgo y ahí han estado las dos y para evitar el problema se quedaban encerradas en una habitación. Llegó Renato con las llaves, abrió la puerta para que entrarán a pegarles. Llevaba cuatro hombres y mis pobres dos hijas qué iban a hacer ante todos ellos. Tengo una impotencia grande, no se vale, lleva gente de aquí de Ecuador para que hagan el problema”, aseguró Chalá a RÉCORD.

A su vez, indicó que el futbolista azulcrema lo amenazó a través de una videollamada en la que sus hijas le expresaron la situación con emergencia.

“No sabía y mi esposa me cuenta llegando yo a mi casa en Ecuador y cuando ya habían terminado de pegar a mis hijas. Enseguida le hago una videollamada a mi hija Lucely y dice que les pegaron. Renato estaba en la puerta y seguía peleando con mi hija, eso no me lo contó nadie, lo vi yo. Ahí le dije que se metiera con un hombre, que agradeciera que no estaba yo allá.

“Me desafió y me dijo: ‘cuando quieras. Voy a pedir permiso al América para irme a Ecuador y allá nos vemos las caras’. Y de lo que le estaba pegando a mis hijas, se reía haciéndome burla”.

Chalá señaló que a Renato lo ha invadido la prepotencia y acusa a su padre René Ibarra de provocar todo por el dinero.

“Todo es por el cochino dinero, que el papá piensa que todas las mujeres que se le acercan es por dinero. Renato está lavado del cerebro del papá y es el promotor de todo. Esto tiene antecedentes, el hermano que está en Pachuca, Romario Ibarra, hizo algo similar en México con otra chica, este viejo desgraciado mandó personas a Pachuca a que le sacaran a esta chica que estaba viviendo con él y se hizo un escándalo donde llegaron patrulleros. Estaba embarazada y tuvieron que sacarle el niño de emergencia y decían que la chica estaba en coma cinco días, así que ya están acostumbrados y no es la primera vez”, aseguró.

El jugador de las Águilas a través de redes sociales negó la noche del jueves haber golpeado a su mujer, pero Chalá insistió en que las pruebas que tiene en su poder evidencian lo contrario: “Ya se siente acorralado, sabe que la ‘embarró’, pensó que con el dinero que tiene puede hacer lo que le da la gana. Cree que con el dinero soluciona todo el daño que hace”, remató.

Relacionado:  En la Liguilla, Ángel Mena 'se perdió'