Cristiano Ronaldo está a un paso de ser milenario. Si el portugués tiene minutos el próximo sábado en el partido que enfrenta a la Juventus de Turín con el S.P.A.L habrá disputado 1000 partidos como futbolista profesional. De esta manera, Cristiano se uniría al selecto club de los 1000 partidos, en el que solo hay 25 futbolistas. Otro hito en la carrera de uno de los futbolistas más laureados de la historia.

Según los datos ofrecidos por Opta, el futbolista portugués ha jugado 835 con sus clubes y 164 como internacional. Solo dos de los partidos que ha disputado Cristiano hasta la fecha han sido fuera de la máxima categoría. Fueron con el filial del Sporting Club de Portugal en la temporada 2002/2003.

Si algo ha hecho Cristiano Ronaldo en estos 999 partidos ha sido marcar, marcar y volver a marcar. Ha cantado 724 goles en el total de su carrera, lo que supone una media 0,72 goles por partido.

En los primeros años de su carrera, el portugués era un futbolista de banda, más encarador y menos goleador. Así lo demuestran sus números en el Sporting CP y en el Manchester United. En Portugal solo anotó 5 goles en 31 partidos y en Inglaterra 118 en 292 partidos.

Cristiano debutó en partido oficial el 14 de agosto del año 2002 con el Sporting CP cuando tenía 17 años y 190 días. El luso tuvo que esperar unos meses para anotar sus primeros goles. Llegaron el 7 de octubre de 2002 con un doblete contra el Moreirense.

Relacionado:  Xavi a Cristiano: “Yo intento no faltar el respeto a nadie”

En verano de 2003 fichó por el Manchester United a cambio de 14,5M€ y marcó su primer gol con los ‘red devils’ el 1 de noviembre de ese mismo año. Con el conjunto inglés también celebró su primer gol en Champions (sin contar clasificatorios), en abril de 2007, y su primer hat-trick, en enero de 2008.

En el Real Madrid se destapa como goleador

El cambio futbolístico de Cristiano coincidió con su llegada al Real Madrid, en el verano de 2009, a cambio de 94 millones, convirtiéndose así en el fichaje más caro de la historia en ese momento.

En el Bernabéu se destapó como el voraz jugador que es hoy en día. Ya en su debut, el día 29 de agosto de 2009, marcó su primer gol como jugador madridista. A partir de ese día, empezó a perforar, una tras otra, todas las porterías de LaLiga.

El Sevilla, su víctima favorita

De los 724 goles que ha marcado el astro portugués, 331 han sido en LaLiga (43%). Entre los equipos a los que más goles ha marcado destaca uno por encima del resto: el Sevilla. El conjunto de Nervión fue, en los años que jugó en el Real Madrid, la víctima favorita de Cristiano. En 18 partidos que disputó ante el conjunto andaluz marcó 27 goles (1,5 goles por partido).

En su lista de víctimas, cerca del Sevilla está el Atlético de Madrid, con 25 goles, el Getafe con 23 o el Celta de Vigo con 20. El luso también destacó en los Clásicos, en los que anotó 18 goles en los 33 que disputó.

Con los blancos, más de un gol por partido

Los números de Cristiano en el Real Madrid asustan a cualquiera. Jugó 438 partidos con la elástica blanca y celebró 451 goles. O lo que es lo mismo, más de un gol por partido. Son, sin duda, cifras sin precedentes a nivel mundial.

Relacionado:  Zidane: "¿Messi? Cristiano es el mejor"

Estos números le valieron para convertirse en el máximo goleador de la historia del Real Madrid. Cristiano superó a Raúl el 17 de octubre de 2015, en un partido de Liga ante el Levante en el que anotó su gol 324 como jugador blanco.

El luso, además, devoró varios récords con la camiseta del Real Madrid. En la temporada 2013/2014 batió el récord de goles en una Champions, anotando 17 goles. El año siguiente alcanzó los 61 goles en la temporada, siendo pichichi de Liga con 48 goles.

Más récords a tiro

A sus 35 años, Cristiano sigue batiendo récords, ahora desde Turín. El portugués lleva anotados 52 goles en 72 partidos con la Juventus y en las últimas semanas atraviesa su mejor momento goleador como ‘bianconero’.

El luso ha marcado en los últimos 10 partidos de Serie A y, de volver a hacerlo ante el S.P.A.L, igualará el récord de la Serie A de 11 partidos seguidos anotando en una misma temporada que mantienen Gabriel Batistuta Fabio Quagliarella.

Un partido ante el S.P.A.L, a priori intrascendente, que puede quedar marcado para siempre en la fabulosa carrera de Cristiano Ronaldo.