Desde que el Cuerpo de Control Financiero de los Clubes de la UEFA hiciera pública la sentencia al Manchester City por infringir las normas del Fair Play Financiero que les excluye de todas las competiciones europeas, el club está intentando que las aguas vuelvan a su cauce habitual y acabar con la incertidumbre que rodea en estos últimos días al equipo mancuniano.

El domingo, la cúpula del club convocó una reunión con toda la plantilla para explicar cual esperan que sea el futuro del club, como afrontarán la posible ausencia de fútbol europeo durante las próximas dos temporadas y además, tranquilizar a una plantilla donde solo diez jugadores, sin contar cedidos, acaban contrato en 2022 o antes.

El City quiere evitar una fuga de talento pero, según informa Telegraph, los jugadores tendrían un resquicio legal para poder ser agentes libres y firmar gratis por un equipo que si dispute la Liga de Campeones. Fuentes legales consultadas por el diario inglés aseguran que los jugadores podrían tratar de demostrar ante la FIFA una causa justa para romper su contrato al no tener la posibilidad de cobrar sus bonus por ganar la Champions League por causas totalmente ajenas a su rendimiento. Según el periodista belga Kristof Terreur (HLN), esta sanción podría llevar a Kevin de Bruyne a perder hasta un 10% de su salario garantizado.

Relacionado:  Guardiola, sobre Sané: "El que no esté contento, que se vaya"

Los jugadores se agarrarían a las regulaciones sobre los jugadores y los traspasos elaboradas por la FIFA en junio de 2019. En estas normas se permite tanto a jugadores como a clubes rescindir un contrato si pueden demostrar una "causa justa" para que suceda. "Cualquier conducta abusiva de una parte que tenga como objetivo forzar a la otra parte a terminar o a la modificación de los términos del contrato dará derecho a la otra parte (club o jugador) para rescindir el contrato de manera justa", asegura el artículo 14.2 del reglamento. Estas normas se aplican para proteger al jugador en caso de impagos, de conductas abusivas por parte de sus clubes o que no cuente nada para el entrenador (el artículo 15 contempla la ruptura del contrato si un jugador juega menos del 10% de los minutos en partido oficial). Fuentes jurídicas consultadas por este periódico aseguran que esta vía del artículo 14 abarca conceptos muy amplios para definir una "justa causa" para que se pueda romper un contrato pero que esta opción, aunque existe, es "compleja" e "improbable".

Relacionado:  (VIDEO) GUNNERS BICAMPEONES: Arsenal goleó y volvió a ganar la FA Cup

Aún así, si se abriera el caso, la FIFA tendría que juzgar cada caso de manera particular y entender que la causa de la desvinculación es realmente justa para que esta finalmente sucediera. En este diario inglés también aseguran que es una vía existente pero "bastante improbable". Los jugadores tendrían que demostrar como causa justa que el City, por sus actuaciones a nivel administrativo que han supuesto una sanción de la UEFA, les priva de cualquier opción de cobrar un bonus incluido en sus contratos por ganar la Champions que tendrían que ganarse o no sobre el terreno de juego.

Además, desde Inglaterra apuntan que tanto los jugadores como Pep Guardiola y su staff no tienen intención de cambiar de aires debido a esta sanción que, hasta que no resuelva el TAS tras el recurso impuesto por el Manchester City, no será definitiva.