Quique Setién, entrenador del FC Barcelona, dejó claro en la rueda de prensa previa al partido de Copa del Rey frente al Athletic Club que el Barça ya tiene elegido el relevo de Ousmane Dembélé. “Claro, ya lo teníamos antes, estamos en ello. Primero tenemos que esperar a saber si hay autorización de la Federación”.

El técnico argumentó que “son cosas que están pendientes. Primero habrá que ver el diagnostico exacto de la lesión de Dembélé. Una vez lo sepamos tomaremos la decisión”. Sobre el francés, Setién reconoció que “tenía muchísima ilusión con Ousmane. Es una desgracia, pero en toda mi vida he tenido problemas y hay que buscar soluciones. Siempre veremos las cosas con optimismo e ilusión”.

Relacionado:  The Telegraph: El Barça vuelve a pensar en Willian

Mala planificación

La plantilla se ha debilitado tras el mercado de invierno y Quique Setién, a pesar de llevar pocos días en Can Barça asumió su parte de culpa. “Me responsabilizo. Soy de los que comparte los éxitos y los fracasos. Esto forma parte del proceso de la gente que toma decisiones. A veces no conocemos todos los entresijos”.

Relacionado:  La fiesta de cumpleaños de Cristiano no cayó bien en gran parte del vestuario del Real Madrid

El técnico sorprendió diciendo que “claro que me gustaría tener más jugadores y con la lesión de Ousmane me hubiera gustado tener a Carles Pérez, pero tengo que transmitir a los que están que hay que tirar hacia adelante”.

En este sentido calmó los ánimos. “El equipo va a ser competitivo con lo que tengamos. Si no podemos fichar, no pasa nada. Vamos a trabajar con la misma ilusión y para los que están estén plenamente comprometidos. Estamos concienciados en el partido de mañana”.