Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos, que se proclamó campeona del mundo en el pasado mundial, logró ganar el Balón de Oro femenino sucediendo en el palmarés a la noruega Ada Hegerberg que ganó la primera edición en su nuevo formato.

Es el segundo galardón a nivel individual que recibe este año ya que el pasado 23 de septiembre fue elegida mejor jugadora de 2019 por parte de la FIFA. Lucy Bronze de Inglaterra y su compañera de selección, Alex Morgan, fueron las dos futbolistas que completaron el podio del Balón femenino 2019.

Relacionado:  (VÍDEOS) ¡GRAN ARRANQUE! Inglaterra le pasó cinco a Rep. Checa