El próximo lunes 2 de diciembre France Football entregará en París el Balón de Oro 2019. El ganador, que tomará el relevo del croata Luka Modric, galardonado en 2018, no se conocerá oficialmente hasta el último momento de la esperada Gala que tendrá lugar en el Théâtre du Châtelet. El pasado 9 de noviembre se cerró el plazo de entrega de las votaciones secretas de 182 periodistas de todo el mundo. El suspense se mantendrá siete días más, pero sí hay un favorito según todos los indicios. Se trata de Leo Messi, quien ya tiene cinco en su palmarés.

El delantero argentino del Barça, que ya fue premiado el 23 de septiembre en Milán con el The Best de la FIFA, vuelve a tener como principales competidores al central holandés del Liverpopol Virgil van Dijk y al delantero portugués de la Juventus Cristiano Ronaldo, sin olvidar a jugadores que han protagonizado un gran 2019 como Sadio Mané (Liverpool), Mohamed Salah (Liverpool) o Kylian Mbappé (PSG).

Relacionado:  Messi recoge el premio más especial: el Balón Educativo

Messi, que ganó la Liga con el Barça y la Bota de Oro, le faltó conquistar un gran título como la Champions League o la Copa América, pero fue precisamente su gran actuación en la competición europea la que le concede muchas opciones de llevarse el trofeo. Fue el máximo goleador con 12 dianas, con partidos memorables que impresionaron al mundo.

En un plano individual, sólo Van Dijk, que también ha asombrado al planeta por su rendimiento defensivo, puede disputarle la corona. De hecho, el holandés, aunque con poco margen, se ganó en el The Best el favor de los periodistas, que son los únicos que votan ahora.

Relacionado:  (VIDEO) MESSI DE LUJO: Un caño por un autógrafo

France Football pide respetar a los votantes las siguientes premisas: rendimiento individual y colectivo; talento y ‘fair play’; y la carrera en global. Van Dijk podría imponerse en los colectivo por la Champions League del Liverpool, aunque no conquistó la Premier League. El año de Messi ha sido ejemplar en todo lo demás. Suma 44 goles y 17 asistencias en 52 partidos.

Pese a toda la expectación que rodea el Balón de Oro, Messi tiene otros pensamientos en la cabeza: primero el Borussia Dortmund en la Champions League y después el Atlético de Madrid en la Liga.