Maurizio Sarri quiere cuidar el estado físico de Cristiano Ronaldo, por eso casi que lo dio de baja para el partido de este sábado ante Atalanta, en la vuelta de la Serie A luego de parate FIFA.

El portugués, quien se ha mostrado molesto tras ser sustituido en el duelo ante Milan de hace un par de semanas, ha estado lidiando con problemas de rodilla. Sin embargo, estuvo apto para jugar con su selección en los clasificatorios a la Euro 2020.

De cualquier manera, el técnico italiano prefiere no arriesgarlo. "Hay un 99 por ciento de posibilidades de que no esté disponible para el partido de mañana. El objetivo es estar listo para el partido de Liga de Campeones con el Atlético de Madrid", remarcó Sarri, quien intentó dejar atrás el episodio con CR7 en el duelo ante los Rossoneros.

Relacionado:  UEFA anunció que tratarán de completar las ligas hasta el 30 de junio

"No hay necesidad de explicar su reacción al ser sustituido. En todo caso, el problema más importante es que el martes nos dijo que seguía con el mismo dolor y hemos preparado un programa que le permitirá superarlo", indicó.

La Juventus está en la cima de la tabla en Italia, aunque solo un punto por encima de Inter. Ahora, la Vecchia Signora enfrentará a un Atalanta que buscará dejar atrás una racha negativa de tres partidos.

Relacionado:  CR7: "Un club como Juventus siempre tiene que pensar como el mejor"

"Tienen una forma de jugar con gran intensidad. Llamarlos molestos es quedarse corto. Son un equipo fuerte y peligroso, difícil de enfrentar. Pero cambiar la mentalidad de mi equipo solo por un solo oponente es imposible. Lleva meses construir una mentalidad; tenemos que seguir por nuestro propio camino", cerró.