El Delfín hizo la hazaña, necesitaba ganar por tres goles a cero al Barcelona y lo hizo por mérito propio ante un rival desconocido que ya lleva su tercer partido perdido de manera consecutiva.

Los amarillos desperdiciaron su ventaja de cuatro a uno en la ida, los goles llegaron por medio de Edison Caicedo y un doblete de Carlos Garcés dejaron fuera a BSC.

Relacionado:  Alfaro confesó que la carpeta de Héctor Urrego sí está en BSC