A las 00:00 de este jueves 24 de octubre, el jugador de Barcelona, Billy Arce, cumple los 20 días de prisión que le impuso la autoridad judicial, por manejar en estado de ebriedad.

El futbolista aún permanece en los calabozos de la Comisión de Tránsito del Ecuador en el cantón Durán, donde fue ‘encerrado’ luego de la sentencia dictada por el DrDennis Ugalde, Juez de Garantías Penales, de la Unidad Judicial Sur. Además tendrá que pagar $ 1.182 de multa (3 salarios básicos unificados) y no podrá conducir durante 60 días, porque le suspendieron la licencia de manejo.

Una vez que reciba la boleta de excarcelación, Arce irá a su casa y este jueves a primera hora, tendrá que presentarse en el Departamento de Educación Vial de la CTE, donde los agentes de tránsito le asignarán tareas que deberá cumplir por diez días laborables. Son dos horas diarias de ‘camello’.

Relacionado:  #DatoHavoline Del 50% de rendimiento para abajo ¿La "siesta" de los grandes en 2019?

Qué debe hacer

La tarea no la conoce. Pero deberá realizar la limpieza de algún centro educativo de Guayaquil, entregar folletos a los conductores, salir a las calles a realizar tareas de educación vial con transeúntes y choferes.

Cómo empezó el relajillo

Billy Arce Mina llegó al Barcelona a mitad de temporada, proveniente del Emelec, donde fue separado por actos de indisciplina. Estaba agarrando confianza con el técnico Leonardo Ramos.

Pero llegó el viernes 4 de octubre y Arce fue encontrado atrás de un centro comercial del norte de Guayaquil, conduciendo su vehículo y acompañado de una amiga identificada como Génesis a eso de las 23:00.

Relacionado:  (VIDEO) ¡TREMENDO! Incidentes afuera del Monumental previo al partido de BSC

Cuando el sargento de policía Luis Cabrera le pidió sus documentos, para identificarlo, porque andaba con vidrios polarizados y sin placas en la parte posterior, Arce lo habría insultado. Inmediatamente llegaron refuerzos policiales al sitio. También se llamó a agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), quienes procedieron a detenerlo porque presentaba aliento a licor en pleno estado de excepción decretado por el Gobierno Nacional, debido a las manifestaciones de los sectores sociales.

La agente Raisa Jácome hizo el informe y en el examen de alcoholemia, el perito determinó que el volante torero tenía 1.30 gramos de alcohol por cada litro de sangre, por lo cual le aplicaron la ley y lo mandaron al ‘tarro’.

Noticia tomada de DIARIO EXTRA