La Copa Libertadores Femenina volvió. El Corinthians ha debido esperar un par de días más y una vez que hubo paz en nuestro país, no han tenido contemplaciones para sacar las cosas adelante y demostrar todo su potencial. Las capitalinas se vieron superadas con un 3-1 sin precedentes.

El dominio de las visitantes fue evidente desde el arranque al ponerse en ventaja tan solo transcurridos diez minutos con el tanto de Millene. Prácticamente a jugada seguida, Grazi tomó un rebote para ampliar diferencias. Juliete en 30 minutos ya decretaba la goleada.

Relacionado:  Estados Unidos logra su cuarto título mundial de fútbol femenino

Llegó la segunda mitad y Ñañas apeló a su vergüenza deportiva para no dejar que las cosas se queden tan mal para ellos. Esto hizo que al menos llegue ese anhelado descuento con Yosneidy Zambrano en tiempo de adición.