Luka Modric alertó a los servicios médicos del Real Madrid cuando, en el partido frente a la selección de Gales, tuvo que retirarse antes de tiempo por un golpe con el galés Wilson.

Sin embargo, pese a que en un principio parecía que el croata podría tener para varias semanas de bajas, él mismo quiso hablar sobre la situación tranquilizando a todos sobre su estado: “Tengo un golpe en el músculo, que duele un poco y la hinchazón es grande, pero creo que no es grave y que estaré bien en unos días”, señaló Modric.

Relacionado:  LA PRIMERA OPCIÓN: El objetivo del PSG ante la salida de Zlatan

Además, el capitán del conjunto balcánico, comentó que : “es una lesión que el doctor Jankovic (el médico de la selección croata) dijo que era desagradable, pero que no debería ser larga. Inmediatamente lo comunicó a los médicos del Real Madrid”.