Ya le ocurrió a Inglaterra frente a Montenegro en marzo, por los cánticos racistas que sufrió particularmente Sterling a lo largo de todo el partido. Desgraciadamente, en la primera parte del partido contra Bulgaria en Sofía, los Three Lions volvieron a sufrir cánticos racistas por parte de los aficionados locales y que obligaron al árbitro, tras quejas del capitán Kane, a detener en dos ocasiones el partido durante unos minutos.

Relacionado:  (VIDEO) REACCIÓN DE CAMPEÓN: Chile lo dio vuelta ante Paraguay

Todo ello mientras el vendaval de goles visitantes ponía un claro 0-4 en el marcador. Entre los episodios de racismo y el marcador, eran muchos los aficionados locales que abandonaron el encuentro durante los primeros 45 minutos, ya sea por no participar del circo racista o por no ver la goleada que le estaba cayendo a su selección.

Relacionado:  EN SU HONOR: Rebautizarán el estadio del Ajax con el nombre de Johan Cruyff Arena

Hay que recordar que el estadio Natsionalen Vasil Levski tiene cerrados 5.000 asientos por decisión de la UEFA por racismo en los duelos contra la República Checa y Kosovo.