El Napoli de Carlo Ancelotti igualó 0-0 con el Racing Genk en Flandes, pese a su dominio. Los italianos no estuvieron acertados en ataque y se quedan sin su pleno tras ganar las primera jornada.

En un partido inédito que nunca se había celebrado en competición europea, el Nápoles quizá mereció algo más, por dominio y ocasiones, pero sin tener suerte de cara al marco ni hacer un buen juego.

Relacionado:  Buffon y su futuro: "Veremos cómo llego a marzo o abril"

Con este empate, el Napoli se coloca en lo más alto del grupo E de la UEFA Champions League, con cuatro puntos, por el único punto que tiene el Genk.