Fue una de las grandes transferencias del mercado de pases. Por la historia del jugador. Por las implicancias de la situación. Por los objetivos históricos del club al que llegó. Mauro Icardi dejó Inter tras una larga temporada de conflictos para llegar a PSG , en donde la mira -y las inversiones- está puesta en la Champions League . Sin embargo, estuvo lejos de tener el comienzo esperado y los rumores sobre una posible salida ya empiezan a circular.

Relacionado:  Arthur se suma a la lista de lesionados del Barça

El delantero llegó a Francia a préstamo por un año -hasta julio de 2021- y con una opción de compra que ronda los 70 millones de dólares. Pero a pesar de que el club decida activar esa posibilidad cuando llegue el momento, no sería quien tenga la última palabra a la hora de definir la continuidad del jugador en el Parque de los Príncipes.

Relacionado:  El plan del PSG para ganar 80 millones y cumplir con el ‘fair play’ financiero

Y es que Icardi cuenta con una cláusula dentro de su contrato que le permitirá romper el vínculo de manera unilateral para regresar a Milán. Así, aunque Thomas Tuchel quiera seguir contando con él, la decisión final la tendrá el futbolista. El dueño de su propio destino.