Las Vegas vio a dos de los mejores equipos que tiene la Liga MX en la disputa de un trofeo que tiene algo de valor. Ha sido un duelo donde la Máquina Cementera sacó las cosas adelante tras imponerse por dos tantos contra uno.

Fue una primera parte donde Tigres trató de ser el equipo que maneje la posesión de pelota y genere ocasiones de peligro. Cruz Azul optó por tener un poco más de resguardos para evitar verse sorprendidos y jugar con espacios.

Relacionado:  Célico: "No condeno al Cuco, pero no vi compromiso cuando hablamos"

Para la etapa de complemento, la Máquina Cementera salió con todo a proponer y esta fue herramienta suficiente para poder encaminar las cosas en su favor. A los 73 minutos, Yotún no perdonó desde los doce pasos. A jugada seguida, Rodríguez le puso la cereza al pastel. Pizarro sobre la hora alcanzó a descontar.

Duelo de ecuatorianos únicamente en los papeles debido a la suplencia de Enner Valencia y los pocos minutos para Brayan Angulo. El mérito se podría decir que queda al menos para el Cuco haber estado en el campo y además, porque levanta su primer trofeo con un nuevo club.

Relacionado:  M. Arroyo "He marcado goles muy bonitos, pero el hecho de hacerlo en la final lo tendré grabado por siempre"

Alineación Tigres: Guzmán; Dueñas, Ayala, Reyes, Torres Nilo; Quiñones (Damm), Pizarro, De Souza, Zelarayán (Vargas), Aquino; Gignac.

Alineación Cruz Azul: Corona; Domínguez, Aguilar, Lichnovsky, Aldrete; Alvarado (Hernández), Baca, Yotún, Rodríguez (Reyes); Pineda, Caraglio (Brayan Angulo).

Texto tomado de futbolecuador.com