Liga de Quito se ha podido sacar algo de la mala fortuna que tenía ante el eterno rival. Eso sí, parece que las cosas les salen cuando hay que definir cosas importantes. El cero a cero los obligó a la definición desde los doce pasos donde Papá se despidió tras caer por cuatro a dos.

Fue una primera parte sin mucho que destacar en dos clubes que no tenían claridad e influyó todo en su juego. Del lado visitante, Luis Romero por poco sorprende en un cabezazo desviado de Romero en 38 minutos. En el local, un tiro libre sobre la hora no fue bien aprovechado por Alcívar.

Relacionado:  Martins “LDU es muy respetado en Brasil”

Para la etapa de complemento, Papá arrancó mucho más enchufado y tuvo unos primeros minutos donde metió bastante miedo. De entrada, Adrián Gabbarini apareció como salvador ante lo que parecía la primera conquista con Alexander Alvarado

El partido se volvió bastante disputado pero aun así, el marcador no quiso abrirse por lo que todo se forzó a la serie de los penales. La efectividad estuvo de lado de Liga que marcó todos sus disparos. Aucas falló con Montaño y Luis Romero y fue victoria blanca de cuatro a dos.

Relacionado:  COPA ECUADOR: Delfín empató y avanzó a octavos