Jürgen Klopp es uno de los hombres del momento tras comandar con su Liverpool la histórica remontada ante Barcelona, en Anfield Road , en las semifinales de la UEFA Champions League .

«El martes fue uno de los mejores momentos de la historia del fútbol, no solo para Liverpool», comentó el preparador alemán sólo unas horas después del duelo y que ahora buscará el título que se le escapó el año pasado cuando se midió con Real Madrid.

Y aunque lo de la Champions es una cosa de locos, el alemán no deja de lado la Premier League, competencia en la que peleará hasta el último partido por tratar de salir campeón y romper así una racha de 29 años sin levantar el trofeo del fútbol inglés.

“Fue una semana de milagros, de grandes momentos futbolísticos. La semana aún no ha terminado. El domingo todavía hay opciones, así que seguimos adelante», apuntó el DT.

El estratega también se mostró muy crítico con la UEFA por la organización de las finales europeas. «Es difícil. En Madrid todo ahora es increíblemente caro, pero al menos no está en la otra parte del mundo. Ir a Bakú para una final de la Europa League suena realmente cómico. El año pasado fuimos a Kiev, que es una ciudad maravillosa, pero no es probable que se clasifiquen un equipo ruso o un equipo de esa parte del mundo. Hay que ser más coherentes con esas decisiones”, concluyó.

Comunicación Social - Editor en Studio Fútbol - CM de @studiofutbolweb en Instagram