Ángel Mena hizo lo que quiso con el Pumas en el pasado fin de semana donde el León lo superó por la Liga MX, el rendimiento del ecuatoriano fue colosal a tal punto de generar impotencia en el portero Saldívar del equipo rival, quién agredió al ex Emelec por detrás mientras celebraban un gol.

Relacionado:  "De momento no hay nada con Renato Ibarra"

“No pasó nada, cuando hacemos el gol paso cerca de él festejándolo y por ahí lo tomó como algo personal, le pedí disculpas al final porque soy una persona que no me gusta burlarme del rival”, señaló Mena en palabras recogidas por el diario Récord de México.