Michael Arroyo fue una de las figuras del partido entre el Técnico Universitario y el Barcelona en Ambato que terminó con el triunfo amarillo por dos goles a uno.

El margen pudo haber sido mayor pero el ’11’ del Barcelona falló de manera clamorosa un penal pitado a diez minutos del final. VIDEO:

Relacionado:  "No hay que ilusionarse con marcadores amplios, los partidos se juegan"