Durante el encuentro entre Inglaterra y Colombia por los octavos de final del Mundial, el jugador Wilmar Barrios propinó un golpe con la cabeza al jugador inglés Jordan Henderson.

Esto recordó un poco el incidente entre Zinedine Zidane y Marco Materazzi en la final del Mundial 2006. En este caso en Rusia, el árbitro estadounidense Mark Geiger decidió solo amonestar al volante de Boca Juniors.

Relacionado:  #Rusia2018 Después de 20 años: Croacia vuelve a las semifinales del Mundial

VIDEO: