“Es y ha sido un placer entrenar a estos jugadores”, declaró Fernando Hierro, casi a modo de despedida, después de que España certificará su eliminación ante Rusia en un pésimo Mundial que empezó torcido por la destitución de Lopetegui dos días antes del debut ante Portugal.

El director deportivo asumió con valentía el cargo pero no encontró el rumbo que sí parecía marcado con Julen. Intentó intervenir desde la pizarra y desde las alineaciones pero sus medidas apenas tuvieron impacto positivo. En una situación inédita de emergencia e improvisación, Fernando Hierro hizo lo que pudo.

Tras su desempeño exprés (4 partidos, tres empates y una derrota), parece claro que Rubiales devolverá al malagueño a su puesto de director deportivo de la selección y empezará el casting para encontrar un sustituto que devuelva la ilusión a un combinado y un país todavía afectados por lo visto en Rusia.

Estos son los cinco candidatos que más suenan para ocupar el banquillo de la Roja en una nueva etapa que exigirá cambios profundos y medidas drásticas.

Quique Sánchez Flores

Por talante y discurso, uno de los nombres que siempre ha estado en boca de todos para ser seleccionador nacional. El ex técnico perico, actualmente en el paro, conoce a la perfección los entresijos del fútbol español después de pasar por Getafe (2 veces), Valencia, Atlético y Espanyol. Su carrera en los banquillos arrancó como un tiro pero se ha ido devaluando con el paso de las temporadas.

Relacionado:  (IMÁGENES) Las camisetas de Brasil, Francia, Inglaterra y Portugal para Rusia 2018

Quique Setién

El entrenador cántabro del Betis goza de mucha reputación por lo atrevido de su filosofía futbolística, ligada a una apuesta irrenunciable del juego de posición que instauró Cruyff y sublimó Guardiola en el Barça. De trato cercano y agradable, su capacidad de persuasión con los jugadores es una de sus grandes bazas para que sus equipos, siempre de vocación ofensiva, plasmen sobre el terreno de juego lo que él dibuja en la pizarra.

Su carrera ha cogido mucho impulso desde que el Las Palmas le diera su primera oportunidad en un banquillo de Primera en 2015. Antes había subido al Racing a la Liga Santander junto a Nando Yosu (2002), y ocupado el cargo de entrenador en el Polideportivo Ejido, Logroñés y Lugo. Fue seleccionador de Guinea Ecuatorial, puesto que ocupó solo un día.

Paco Jémez

El técnico canario siempre estado en la terna de candidatos por su juego alegre y atacante. Los malos resultados cosechados en las últimas temporadas, sin embargo, han menguado paulatinamente sus posibilidades. Su etapa en el Rayo (2012-2016) fue la más fructífera pero ha ido a menos tras su paso por Granada, Cruz Azul y Las Palmas, donde no logró los objetivos.

Relacionado:  (VIDEO) Emocionante empate entre Alemania y España

Míchel

Otro de los que más suenan. Como jugador fue un internacional muy destacado (jugó los Mundiales del 86 y el 90) mientras que su trayectoria en los banquillos ha sido un tanto irregular. Ha entrenado al Rayo, Castilla, Getafe, Sevilla, Olympiacos, Marsella y Málaga. Actualmente está sin equipo.

Luis Enrique

De todos los candidatos es el que más éxitos acumula. Tras su prometedor paso por el Barça B, la Roma y el Celta, su consagración definitiva en los banquillos llegó en la temporada 2014/2015, cuando logró el Triplete con el Barça después de enderezar el rumbo de una temporada que empezó con malos resultados y con su futuro en el aire. En el equipo azulgrana estuvo tres temporadas y ganó dos ligas, una Champions y tres Copas del Rey entre otros títulos.

Su tormentosa relación con la prensa podría ser un escollo para su elección, pero su currículum no arroja ninguna duda.