En una audiencia ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), la FIFA solicitó que se le imponga un año de sanción al delantero peruano Paolo Guerrero como consecuencia de su positivo en un control antidoping. Si el pedido prospera, el jugador se quedará sin Mundial.

Pese a que había logrado reducir su sanción de un año a seis meses -que se cumplieron ayer-, el jugador insistió en su apelación para que se revierta el fallo y así ser considerado inocente. Ahora, FIFA argumentó en conjunto con la Agencia Mundial Anti Dopaje (WADA) que los seis meses eran insuficientes por encontrarse por debajo del año de sanción impuesto como mínimo por el código de WADA.

Ahora, con este panorama, el TAS deberá fallar sobre el caso y Guerrero se expone a tener que cumplir la suspensión original, quedando así fuera del Mundial de Rusia 2018.

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022