Sigue coleando el batacazo de la selección argentina en el Wanda Metropolitano contra España. El 6-1 del pasado martes dejó abiertas unas profundas heridas en el seno del combinado albiceleste pero Leo Messi, el gran ausente de la derrota, no tardó en coger el toro por los cuernos para reconducir la situación y alzar los decaídos ánimos de los jugadores de Jorge Sampaoli tras ser humillados por la Roja.

El diario La Nación desveló los movimientos de Messi al final del encuentro. Si dejó en el minuto 77 un palco privado del estadio del Atlético de Madrid fue para ir al vestuario argentino y esperar a sus compañeros dentro para cuando llegaran. “Levanten la cabeza. Esto lo vamos a sacar adelante juntos”, exclamó al final de un discurso que supuso en la mayor ayuda posible para Sampaoli y su ‘staff’. Según La Nación, el seleccionador no consideró la charla de Messi como una intromisión a su trabajo sino como lo que se espera de un capitán. Antes de la arenga final, Leo intentó ser positivo haciendo hincapié en la buena imagen ofrecida en la primera mitad, que habían jugado bien juntos sin separar las líneas y manteniendo el equilibrio en la posesión de balón sin perder los nervios ante los momentos de rondo de España.

Relacionado:  Para Roura, Messi es "irrepetible"

La actitud de Messi ante la adversidad, propia de un crack maduro que ha sufrido muchas veces la adversidad con la selección argentina, desató elogios entre quienes le vieron tomar la voz. “Fue impresionante”,dijo una fuente a La Nación. Otra aseguró que “ sorprendió a todos y que “habló el capitán” en una escena nunca vista antes con Leo como gran protagonista en la caseta. Fue el primer gol de cara al Mundial de Rusia.

Relacionado:  Ronaldinho y los otros 10 fichajes 'bomba' del fútbol mexicano