Timo Werner no jugará este fin de semana ante el Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park a pesar de haber vuelto a los entrenamientos este martes.

El delantero alemán tuvo que retirarse del terreno de juego ante el Besiktas a los 30 minutos al no poder soportar el ruido del estadio turco. Según Bild, el ariete no viajará a Dortmund para evitar el ruido del famoso ‘Muro Amarillo’.

Relacionado:  ¡FIFA sancionó a la Federación Española de Fútbol!

Werner no ha jugado desde entonces ningún partido, ni con el Leipzig ni con Alemania, pero ya había regresado a los entrenamientos.

El jugador sufre un bloqueo en los músculos propios de la columna cervical y de la articulación temporomandibular. El ruido supone un factor de estrés que puede agudizar esas molestias.

Relacionado:  Milinkovic Savic: La joya serbia por la que el PSG pagaría USD 200 millones