Miguel Almeida, presidente de Universidad Católica, charló con los colegas de la estación radial LA DEPORTIVA acerca de la salida de Facundo Martínez del equipo, quien por lesiones graves casi no se lo ha visto jugar en los últimos meses.

“No fue una decisión fácil. Uno debe de abstraerse de decisiones personales y afectos para tomar decisiones por beneficio de la institución en función de datos estadísticos y realidades. A partir de la salida de Robert Arboleda, la principal falencia del club fue la defensa. La opción de venderlo no se podía dejar pasar por alto”, indicó.

“Nos vimos avocados a prescindir de uno de los extranjeros para traer a un nuevo central. Había que analizar a quién y se tomó una elección responsable. El directorio del club, en conjunto con el entrenador, vio que la decisión que menos nos afectaba era prescindir de Facundo Martínez”, añadió.

“Se le comunicó al jugador primero antes de hacer el anuncio. Ya llegó el CTI de De Los Santos y ya será habilitado el martes. Personalmente, en mi calidad de presidente le comuniqué lo ocurrido a Facundo Martínez. No se le ha echado, porque no actuamos así. Él sigue siendo parte del club y esperamos que pueda aportar una vez que ya esté recuperado”, sentenció Almeida.


Nota de: Víctor Loor Bonilla

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022