Alejandro Domínguez, Presidente de la CONMEBOL, explicó que la idea de tener una final única de la Copa Libertadores en cancha neutral sigue en pie y más bien reveló el nombre de dos ciudades que mostraron su interés.

En una entrevista con el diario LA NACIÓN de Argentina, Domínguez indicó que Lima y Río de Janeiro estarían dispuestas a albergar esta definición.

“Queremos una fiesta en una sola ciudad, con una sola final y en cancha neutral” expresó el ‘duro’ de la Conmebol y espera que esta idea se aplique desde ya a la Copa Libertadores 2018.

Él cree que esta iniciativa tendrá éxito desde el inicio y reveló que ya comunicó la idea a demás directivos de la Confederación y de los clubes asegurando que no hay decisiones tomadas.