La policía francesa registró los locales del Paris Saint Germain además de los domicilios de dos de sus jugadores, los argentinos Ángel di María y Javier Pastore, en el marco de una investigación por presunto fraude fiscal.

La investigación está relacionada con la ocultación al fisco francés del pago de los derechos de imagen de los futbolistas, a través de un entramado societario con ramificaciones en paraísos fiscales.

Las fuentes indicaron que los registros comenzaron en las casas de los dos argentinos antes de que también tuvieran lugar en las oficinas del club, situadas en el estadio Parque de los Príncipes de la capital francesa. Agentes de la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras son los que están llevando a cabo el registro.

Relacionado:  El PSG prepara un plan para sustituir a Cavani

La Fiscalía Nacional Financiera, órgano creado en Francia para luchar contra la corrupción, abrió una investigación en diciembre pasado tras las revelaciones del grupo llamado "Footbal Leaks" sobre posible fraude fiscal en el mundo del fútbol.

Según los medios de ese consorcio, Di María y Pastore cobraban sus derechos de imagen a través de una empresa en Holanda que, posteriormente, los vertía en Panamá, en el caso del primero, y de Uruguay, el segundo. De esa forma, esos ingresos no tributaban en el fisco francés, según esos medios. El PSG siempre ha negado pagar derechos de imagen en paraísos fiscales.

Relacionado:  (VIDEO) SORPRESA EN ALEMANIA: Bayern Münich fue goleado por Hoffenheim