Borussia Dortmund aceptó hoy la sanción propuesta por la Federación Alemana de Fútbol (DFB), que implica el cierre por un partido de la emblemática curva sur y una multa de 100.000 euros, debido a los incidentes violentos que se produjeron en la previa del partido en casa contra el RB Leipzig.

"La aceptación del cierre se basa en nuestra convicción de que en medio de una atmósfera todavía cargada de emociones de momento no es posible ni tiene sentido entrar en un debate sobre la proporcionalidad de la sanción", dice un comunicado del club.

Relacionado:  Juan Mata propone donar el 1% de salario de todos los futbolistas

"Además, vemos el peligro de que con un rechazo de la sanción por parte del Borussia Dortmund algunos vieran una falta de conciencia del club con respecto a la clara mala conducta de parte de los seguidores. Esa impresión sería fatal", agrega.

Un grupo de ultras del Dortmund agredió a seguidores del Leipzig antes del partido entre los dos equipos, lanzándoles objetos que iban desde huevos hasta piedras pasando por latas de cerveza.

Relacionado:  Las CINCO CLAVES para entender el 'Caso Benzema'