Carlos Simeone, progenitor de Diego Pablo SImeone, entrenador del Atlético de Madrid, ha hablado para el diario ‘La Nación’ de Argentina, para señalar que la mayor desilusión de su hijo fue perder la final de la Champions, que “nunca le había visto tan golpeado”.

“Nunca lo había visto así, tan golpeado como después de perder la Champions del año pasado. Pero nunca, nunca. Tremenda desilusión. Se le escapó ahí. No sabía si quedarse, mandarse a mudar., estaba muy mal, esa fue su mayor tristeza”, expuso para reconocer lo que ya se conoce, que dudó si continuar en el Atlético. En este sentido, don Carlos aclara que ahora el Cholo está bien en Madrid, pero que la gente debe hacerse a la idea de que más tarde o temprano cambiará de aires. “En Madrid está muy cómodo. Pero creo que en algún momento va a venir el cambio. Italia, Inglaterra, no lo sé, pero va a venir”.

Por supuesto, el padre del Cholo le ve en la selección argentina a no mucho tardar. Le da una horquilla de cuatro a diez años. “En su momento. Estoy con él en esperar un par de años más. Él hoy necesita el trabajo en la semana, el partido del domingo. Creo que entre los 50 y los 55 va a llegar a la selección, por ahí va a andar la cosa. Él a la selección la amó y la ama”, explicó.

Relacionado:  El Barça acelera por Griezmann y negociará con el Atlético

AUTOCRÍTICO

El papá del Cholo señaló algunas cuestiones curiosas. Dijo que el Cholo es receptivo a la crítica: “Sí, escucha, escucha. Yo tengo una manera de hablar muy cortita. No me expreso demasiado, pero se lo tiro por elevación. Y llega. Así me manejo con él y con mis hijas. Con los tres igual, y me pescan en el aire”.

“A veces se las digo, con mucho cuidado. Porque soy muy respetuoso, nos respetamos mucho mutuamente. Trato de buscar el momento, por ahí dejo que pase el momento. Por ejemplo, ahora le dio: ¿por qué les cuesta tanto recuperar la pelota? Eso le veo ahora al equipo. Trato de no molestarlo. Es muy difícil que hablemos antes del partido. No lo hacíamos en sus días de jugador y tampoco lo hacemos ahora como entrenador. Después si, le digo ‘me parece que tendrías que haber metido este cambio’., tenemos mucho dialogo. Y cuando baja el rendimiento del equipo todos nos damos cuenta y sufrimos a la par de él. Siempre no se puede triunfar y hay que estar preparado. Como Diego dice, en las crisis se crece”, continuó en la entrevista a La Nación.

Relacionado:  El Madrid pactó con el Atleti el precio de Theo: 30 millones

HONESTO

Además relató que para él su hijo “es un tipo muy sano, totalmente sano., por eso ha tenido algunas dificultades en la vida. Un tipo que no entiende la maldad en la gente. A veces, tendría que haber sido un poquito más malo. Es muy respetuoso, muy educado, muy noble”.

ENTRENADORES Y JUGADORES QUE LE MARCARON

Carlos Simeone explicó que los técnicos que más le marcaron a su hijo fueron Bilardo, Bielsa, Basile, el Bambino Veira y el sueco Eriksson. Y que siendo niño sus ídolos fueron grandes jugadores. “Admiraba al brasileño Falcao, era su referente infantil. También lo atrapaba la personalidad de Passarella, le gustaba Kempes. En el Mundial 78 ya tenía 8 años y lo vivió de punta a punta”.