Neymar inicia hoy una nueva batalla judicial, en este caso en su país. Los abogados del crack del Barça defenderán ante el Carf, la última instancia judicial de Brasil, el recurso impuesto a raíz de la multa de 18,4 millones de euros que le condenó a pagar la Reserva Federal del país en marzo de 2015 porque consideraba que Neymar evadió impuestos cobrando a través de las empresa de sus padres.

Relacionado:  ¿Hay Liga? Esto es lo que les queda a Barça y Atleti

El delantero del Barça fue declarado culpable por unanimidad por la Delegación de la Reserva Federal de Río de Janeiro, que entendió que el jugador omitió 63,6 millones de reales (18,4 millones de euros) por cobrar a través de empresas de sus padres.