El 4 de diciembre del 2016 quedará en la historia como la fecha en la que BSC consiguió su estrella número 15.

No queda duda alguna que el título es más que merecido por que no sólo que BSC fue el mejor de la temporada, sino que también se convirtió en el equipo de los récords.

A continuación los quince aspectos para la obtención del campeonato:

1) Nueva dirigencia.

Sin dudarlo el aspecto que mayor influencia tuvo en el título. Recibieron un club plagado de deudas y problemas, y con mucho temple y trabajo serio lograron hacer frente sin descuidar el aspecto institucional y deportivo. Su mérito es incalculable.

2) Continuidad de Almada.

Ratificar al cuerpo técnico hoy rindió sus frutos. La decisión era muy complicada pues cuando se decidió su continuidad, BSC no pasaba precisamente por su mejor momento. Se apostó por Almada y esta demostró ser la mejor decisión.

3) La vuelta de Díaz.

Inclusive antes de ser elegidos, la directiva de Cevallos ofreció como uno de sus promesas de campaña la vuelta de un ídolo como Damian Díaz. Cumplieron con traerlo y no se equivocaron pues el ‘Kitu’ demostró durante esta temporada que su calidad y jerarquía está intacta. Una de las figuras del campeonato.

4) Contratación de Álvez.

Desde que se puso la camiseta de BSC demostró toda su valía. Demostró su poder goleador, en cuanto a cantidad e importancia de sus conquistas. Otra de las figuras del torneo.

5) Llegada de Marcos Caicedo.

BSC no se conformó con ganar la primera etapa y así como lo hizo el 2012 con la llegada de Arroyo, Caicedo le dió ese salto de calidad para el segundo semestre convirtiéndose así en uno de los jugadores más desequilibrantes del campeonato.

Relacionado:  #DatoSF VAN POR TODO: A un punto de "La 15" y a cinco de los '100'

6) Buena visión de talento joven.

Otro mérito de esta directiva fue la contratación de jugadores jóvenes sin nombre que resultaron ser piezas importantes en la obtención del título. Darío Aimar y Xavier Arreaga llegaron como ilustres desconocidos para la mayoría y demostraron tener la calidad y el temple para vestir la camiseta amarilla.

7) Un local temible.

Para ser campeón hay que ser protagonista en casa y los números de BSC jugando en el Monumental considero que son irrepetibles. De 22 partidos jugados, ganó 20, empató 1 y perdió 1.

8) Eficacia y contundencia en ataque.

BSC logró ser un equipo muy eficaz de cara al gol. Anotó mucho sin la necesidad de tener demasiadas opciones de gol. Adicionalmente fue el equipo más goleador. Logró cosechar 10 goleadas en esta temporada, demostrando mucha contundencia en ataque.

9) Solidez defensiva.

Más allá de los nombres, logró un óptimo funcionamiento de su bloque posterior. Logró mantener su arco en cero en algunos partidos lo cual fue clave para el logro obtenido.

10) Laterales excepcionales.

BSC tuvo en Pedro Velasco y Mario Pineida a 2 piezas fundamentales en el funcionamiento del equipo. Su velocidad, marca y despliegue en ataque convirtieron a este par en los mejores marcadores laterales del campeonato por amplio margen.

11) Equilibrio en medio con Marques y Oyola.

Sin dudarlo dos de los jugadores más regulares de este BSC. Desde el día en que Marques pasó de zaguero a volante central no dejó más el puesto. Marca y apoya. Juega siempre para el equipo y no se complica.

Relacionado:  A LARGO PLAZO: Christian Alemán firmó con BSC

Hay un antes y un después de este BSC y eso coincidió con la vuelta de Oyola. Desde su regreso los canarios no pararon de ganar. El capitán amarillo juega y transmite mucho a sus compañeros. Predica con el ejemplo.

12) Buena banca.

Un título no lo ganan sólo los 11 titulares. BSC armó un gran plantel que tuvo siempre alternativas importantes cuando sufrió ausencias. Jugadores como Minda, Arreaga, E. Castillo, W. Vera, Lanza, entre otros, no desaprovecharon su oportunidad cuando les tocó estar. El equipo no decreció.

13) No depender de individualidades.

Este BSC demostró que no depende de sus figuras, sinó más bien que su fuerte es el colectivo. No depende de uno o dos jugadores pues cuando faltaron Diaz, Alvez y compañía el rendimiento del equipo no decayó. Todos los jugadores titulares de cancha anotaron y muchos de los emergentes también.

14) Le pegó a sus rivales directos en partidos claves.

Como lo hizo con el Clásico del Capwell que prácticamente definió la segunda etapa. O cuando lo hizo con LDUQ en el Monumental cuando peleaban por la punta. Pegó cuando tenía que pegar y los dejó KO.

15) Apoyo de su hinchada.

Lo dejo para el final no por que sea el menos importante, todo lo contrario. BSC tuvo durante toda la temporada el apoyo de sus hinchas jugando en casa y afuera. Apoyaron desde la Noche Amarilla hasta el último partido. No sólo aportaron con el aliento sino también con dinero para las arcas del club. Su importancia es invalorable e inigualable.