Ni en la victoria las críticas son ajenas a Pep. Si ayer aparecían unas declaraciones de Umtiti a ESPN en las que aseguraba que le parecía “aburrido” el juego que practicaba el Barça en la época del técnico de Santpedor, hoy ha sido el turno de Joe Hart, futbolista defenestrado por el propio Guardiola a principios de temporada. Poco optimista ante la posibilidad de regresar al club inglés, el guardameta narra la impotencia que sintió con las palabras de Pep cuando aterrizó tras la Eurocopa: “Tengo mis dudas respecto a ti”, le dijo.

A pesar de aquel jarro de agua fría, Hart explicó en Sky Sports que su respuesta fue del todo constructiva: “Quiero trabajar contigo y ver qué pasa”, aunque tuvo la sensación, desde el inicio, que no iba a jugar: “¿Queréis que me vaya, no es así?”, desafió Hart a uno de los ejecutivos del club. No obtuvo respuesta. No había otra mejor que el silencio. Porque la decisión estaba tomada: “Tienes que ser inteligente”, le espetó este alto cargo del City.

Relacionado:  (FOTOS) LA NUEVA PIEL: Liverpool presentó su nuevo uniforme

Joe Hart había sido incuestionable en el equipo durante seis años en los que ganó cuatro Golden Glove, premio que se otorga al meta que consigue dejar la portería a cero en más ocasiones. En Manchester, el internacional inglés era una figura respetada, hasta el punto de que todavía hay división de opiniones en el Etihad sobre su salida: “Fue un error de Pep”, apuntó días atrás Peter Reid, exentrenador del cuadro del norte de Inglaterra. Sin embargo, la decisión de Guardiola fue firme y Hart encontró al Torino en la puerta de salida: “Les estoy muy agradecido, porque me brindaron una oportunidad sólida para seguir adelante”, reconoció el futbolista en su primer viaje hacia Italia.

Relacionado:  Ronaldinho a Guardiola: “Nunca podría tener rencor”

Un tercio de campeonato después, Hart critica el modo en el que Pep le despachó, sin darle la oportunidad de demostrar que podía mejorar: “Esta es la segunda vez que me voy cedido, pero no para mejorar sino porque no me querían”, subrayó con un poso de resignación. Decepcionado con Guardiola, ahora Hart tiene claro su objetivo: “Quiero hacerlo bien en el Torino por si llega alguna oferta interesante, pero no creo que el Manchester City vuelva a estar en mi camino”, finalizó el portero, recordado en las inmediaciones de la entidad inglesa.