Entrevistado por el diario francés L’Equipe, Marco Materazzi ha aceptado dar su versión de los hechos del famoso cabezazo del Mundial 2006. El ex defensa del Inter Milan ha confesado que el golpe de Zidane cambió su vida.

“Desde aquel día, he recibido solicitudes de entrevista del mundo entero.”

“Decidí publicar un libro sobre este acontecimiento porque todo el mundo me preguntaba lo que le había dicho (a Zidane) para que reaccionara así. Mis palabras fueron estúpidas pero no merecían esa reacción. En cualquier barrio de Roma, Nápoles, Turín, Milán o París, se oyen cosas mucho más graves…”. añadió el ex futbolista.

El ex jugador italiano aseguró: “Hablé de su hermana pero no de su madre, como he podido leer en algunos periódicos. Mi madre falleció mientras era un adolescente (tenía 15 años), nunca me hubiera permitido insultar a la suya.”

“No entiendo porque esta historia alcanzó proporciones tan grandes. La única cosa de la que me quiero acordar, son mis dos goles en la final.”

“A veces, en Italia, me cruzo con fans que dicen: “¡Marco, hiciste muy bien darle este cabezazo!”. Esto me enfada porque el cabezazo, ¡lo he recibido yo! Esto muestra que la historia fue contada de manera extraña. Pero no pasa nada, no tengo rencor, y nunca lo tendré.”