En Argentina sienten que se encuentran en deuda. Es una obsesión global que envuelve a este grupo de esta Selección: ganar un título. Tras los subcampeonatos en el Mundial de Brasil y en la Copa América de Chile, parece no existir otra alternativa que coronar. El sentimiento compartido por todo el pueblo albiceleste es demasiado fuerte y más porque tienen a Messi.

Ni Maradona ni Pelé fueron campeones de América, es cierto, pero el argentino y el brasileño en su segundo y primer mundial respectivamente ya fueron campeones del mundo. Lionel ha jugado 3 mundiales y aún no pudo levantar el trofeo más anhelado del fútbol.

El gran reto del 10 albiceleste no está solo en una Copa del Mundo sino en la simpleza de levantar un título con la selección Argentina absoluta. Hoy está a solo un paso en la Copa América Centenario, en la que deberá superar este domingo a Chile para poder lograrlo.

Es arriesgado avanzar acontecimientos y aventurar quién va a alzar el trofeo en New York pero en esta Copa de Estados Unidos da la sensación que ‘Leo’ ya ha cogido velocidad de crucero para ser, de nuevo, el número uno.
Argentina parece haber superado el síndrome del Mundial de Brasil. La actitud de los jugadores en esta copa es muy diferente. La presión que ejercen en el mediocampo es un ejemplo. En esta competición, los jugadores clave han llegado en una forma excepcional y la batuta de Messi es un magisterio de fútbol cada partido. De momento han dejado claro que son el mejor equipo de la competición porque inclusive ya vencieron en el debut a su contrincante final.

Relacionado:  Grave denuncia de Fernando Muslera contra la terna arbitral

Lo de la ‘pulga’ es un escándalo. Es, de momento, el mejor jugador de este nuevo milenio, sin ninguna discusión. No está sujeto a algoritmo alguno, es puro talento. Messi sublima con el FC Barcelona el mejor fútbol del mundo. Lo lleva arrasando en fútbol en la última década donde ganado 10 títulos internacionales, historia que con su país es circunstancialmente opuesta.

Relacionado:  ¡INICIA LA FIESTA! Las curiosidades históricas de la Copa América

Haber clavado esa pelota en un ángulo desde 25 metros para convertirse en el máximo goleador de la Selección Argentina con 55 goles no alcanza. Son ya un poco más de 10 años (desde el 17 de agosto de 2005) en su selección mayor donde participó en tres ediciones de mundiales y Copa América y no pudo ganar nada. Los únicos títulos que logró con la Albiceleste fue el Mundial Sub’20 de Holanda y la medalla de oro olímpica en Pekín 2008 con el equipo sub’23.

Tras la final contra Alemania, no hubo reproches a la Argentina; frente a Chile sí porque la prestación colectiva e individual no estuvo a la altura. Ahora lo ideal sería que lo mostrado en Estados Unidos se pudiera certificar en la final. Messi es el único que los puede llevar de nuevo a la gloria luego de 23 años. Hay muy buenas sensaciones, pero son 90 minutos. Y es fútbol.

Por: Vito Muñoz