La organización de la Copa América Centenario decidió “castigar” al árbitro que cobró un evidente gol con la mano del peruano Raúl Ruidiaz ante Brasil, el que terminó en la eliminación del Skratch del torneo continental.

En concreto, el uruguayo Andres Cunha quedó fuera de la lista de 12 jueces que podrán dictar sentencia en la final y en el partido por el tercer lugar del torneo, a jugarse este fin de semana. De esta forma, dice adiós a la competencia de selecciones.

Relacionado:  ENCUESTA: ¿Cuál sería el grupo ideal para Ecuador en la Copa Centenario?

Cunha se demoró varios minutos en validar el tanto, incluso tras conversar con uno de los jueces de línea.

Este lunes el delantero incaico confesó que en efecto, su gol ante Brasil lo marcó con un recurso inválido.