El fútbol es un deporte que desata pasiones, y uno de los motivos de ellos es lo impredecible que en él puede resultar todo. Pero no solo en el terreno de juego, también suceden grandes sorpresas en los despachos y en Ecuador sucedió un caso.

Liga de Quito rompió el tablero y le arrebató a Barcelona a su jugador más destacado de la temporada 2015. Este anuncio ha hecho sonar una vez más las voces de los famosos “camisetazos” y ha puesto en evidencia la rivalidad entre hinchas ‘albos’ y ‘toreros’.

Por mucho, este fichaje será el más sonado del 2016. La controversial presencia de Brahian Alemán en el conjunto subcampeón de Ecuador ha causado un revolú que difícilmente se podrá olvidar. Una historia que se asemeja a una clásica novela contemporánea.

Relacionado:  Otra oportunidad Armando Paredes, al Deportivo Quevedo

La incertidumbre sobre quién es el dueño de los derechos deportivos del jugador y la demagogia del propio charrúa cuándo le juró amor eterno a Barcelona, son quizás, los puntos principales para que esta crónica ocupe los principales titulares de la prensa nacional.

En el fútbol profesional los ingresos es lo más importante. En esta época sobrevive el más vivo. El más rápido. El que tiene dinero. Y de eso Liga de Quito sabe mucho.

El conjunto albo tendrá un primer semestre con grandes expectativas. Con Claudio Borghi desde el banquillo tendrán que afrontar una difícil primera etapa en el torneo local y una más que complicada Copa Libertadores. Para estos desafíos fue contratado Alemán, un volante ofensivo con mucha jerarquía que va a ser presentado al puro estilo de las grandes estrellas europeas en el estadio Casa Blanca.

Relacionado:  SE IRÁ: Néculman reveló que River Ecuador ya no lo quiere

Pero mientras en el club universitario se preparan para disfrutar del fútbol del ofensivo charrúa, en Barcelona se lamentan. Los toreros querían retenerlo pero su deficiente economía fue un impedimento. Ahora los dirigentes amarillos se preparan para defenderse de una posible demanda de Unión de Santa Fe en FIFA por el supuesto no pago por el préstamo de su ex número 30.

La novela por ahora parece estar lejos de su final. Las versiones de cada protagonista dejan mucha confusión. Mientras tanto el fútbol ecuatoriano está a la espera de tener en cancha a uno de los mejores futbolistas extranjeros de los últimos dos años.