El Manchester City está dispuesto a tirar la casa por la ventana para conseguir la ansiada Liga de Campeones. Tras los 62 millones por Sterling y los 45 por Otamendi, el conjunto ‘citizen’ pagará 80 millones para cerrar el traspaso del belga Kevin De Bruyne, según asegura “Bild”.

El acuerdo entre el Wolfsburgo y el City es total y se hará oficial este jueves, siempre según informa el periódico alemán. El mediapunta belga se convertiría, de este modo, en el quinto refuerzo del Manchester City tras la llegada de Sterling, Otamendi, Roberts y Delph.

El futbolista que no quiso Mourinho para el Chelsea regresaría de este modo a la Premier protagonizando un traspaso multimillonario.

De cerrarse el acuerdo, firmará un contrato por seis temporadas que podría llegar, incluyendo bonificaciones, a 20 millones por año, lo que le convertiría en el segundo futbolista mejor pagado del mundo.