El arquero de Boca Juniors, Agustín Orión, sumó una nueva polémica a su carrera. Este domingo vio rápidamente la tarjeta roja tras protagonizar una terrible salida en el encuentro ante Unión.

El sanrafaelino Lucas Gamba se fue solito y el "1" boquense salió de manera grotesca a detener la jugada.

El árbitro, sin dudarlo, lo mandó a las duchas y cobró penal para el Tatengue, que finalmente fue convertido.

Relacionado:  ¡QUÉ DESAGRADABLE! YA HAY SANCIÓN: Lanzaron ratas muertas al campo