El FC Barcelona cerró la gira por Estados Unidos con una derrota ante el Chelsea. El conjunto azulgrana remontó el gol inicial de Hazard con los tantos de Luis Suárez y Sandro, pero acabó cayendo en los penaltis tras la igualada de Cahill.

El inicio de partido fue el más eléctrico de la pretemporada del FC Barcelona en Estados Unidos con muchísimas idas y venidas, pero con el conjunto de José Mourinho generando peligro. Avisó bien temprano Zouma con un cabezazo nacido de un centro de Cesc, pero estuvo rápido Ter Stegen. Posteriormente, Matic y luego Oscar. Siempre topándose contra el alemán. Pero a la cuarta, llegó el gol del Chelsea. El conjunto londinense se puso por delante en el minuto 9 del encuentro. Jugadón individual de Hazard, que se deshizo de Bartra en la frontal, y balón al fondo de la red. Nada pudo hacer, esta vez, el guardameta azulgrana. El Barça reaccionó con dos claras ocasiones, pero sin suerte. Y al cuarto de hora, llegó el primer contratiempo para Luis Enrique, que tuvo que introducir su primer cambio por la lesión de Douglas. En su lugar, entró Sergi Roberto para actuar como lateral derecho como ante el Manchester United.

Relacionado:  El City, entre la crueldad y el fracaso

El Chelsea siguió generando juego y Oscar casi consiguió el segundo a balón parado. Solo la cruceta evitó el tanto del brasileño de libre directo. Por parte azulgrana, una vez más, Luis Suárez fue el líder en ataque. Probó varias veces a Courtois y dispuso de las mejores ocasiones azulgranas en la primera mitad. Diego Costa perdonó el segundo en un mano a mano ante Ter Stegen y, en el tramo final del primer acto, el Barça se animó y también tuvieron sus oportunidades Munir y Rakitic, que no vieron puerta. Con el conjunto londinense por delante, se llegó al tiempo de descanso.

En el segundo acto el que golpeó primero fue el Barça. Luis Suárez asumió galones y se disfrazó de mago para dejar sentados a dos defensas del Chelsea y picar el balón por encima de Courtois. Igualada y vuelta a empezar. A partir de ahí, con una marcha más, llegó el carrusel de cambios. Minutos para Masip, Vermaelen, Piqué, Jordi Alba, Samper, Iniesta, Rafinha y Pedro. El conjunto azulgrana se fue al ataque y una apertura de Rafinha a la banda izquierda acabó en diagonal de Sandro y una rosca en la mismísima escuadra. Imparable para el meta alemán del Chelsea.

Relacionado:  Bartomeu respondió a Lionel Messi: "No podría permitir dejar ir al mejor del mundo"

Cuando parecía que los de Luis Enrique se sentían más cómodos sobre el tapate apareció, a cinco minutos del final, Cahill para volver a poner las tablas en el marcador tras un rechazo en el área a la salida de un saque de esquina. El británico se alzó por encima de Masip y batió al guardameta azulgrana. El partido agonizó y se acabó decidiendo en una insulsa tanda de penaltis. Los de Mourinho vencieron tras los fallos de Halilovic y Piqué y el Barça cierra su gira por Estados Unidos con derrota.