En el partido debut de la selección nacional femenina ante Camerún las cosas no fueron como Ecuador lo esperaba, goleada en contra y además una baja sensible para los próximos partidos.

Se trata de la capitana Ligia Moreira quien cometió una falta que la juez interpretó como jugada de expulsión y así fue, las lágrimas de bronca salieron del rostro de la ecuatoriana.

Relacionado:  (VIDEO) Con el mínimo esfuerzo, Francia derrotó a Inglaterra