El presidente Evo Morales aseveró este miércoles que el principal representante de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, debería renunciar a su cargo para bien de esa disciplina deportiva y reveló que él tiene mucha “presión” para intervenir esa institución.

“Igual debería ser en Bolivia, Carlos Chávez debería renunciar para bien del fútbol, es una obligación, una enorme responsabilidad de los deportistas de transformar la estructura del fútbol”, dijo.

Morales, quien salió a la puerta de Palacio de Gobierno, para saludar a las personas que realizaban actividad física en el Día del Desafío, insistió en que Chávez debería seguir los pasos de Joseph Blatter, quien ayer dimitió a la Presidencia de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), tras un escándalo de corrupción que envuelve a esa entidad y sus miembros.

El Jefe de Estado consideró que quienes practican deporte deberían dirigir las instituciones de ese sector y no aquellos dirigentes que llegan a esos cargos con “fines netamente económicos” y no para fomentar el fútbol, que sigue siendo un deporte que “integra el mundo”.

Las denuncias de corrupción que envuelven a la FIFA salpicaron a Chávez, quien fue sindicado de haber recibido un soborno de entre 1,5 a 7,5 millones de dólares, según un informe de corrupción que involucra a altos ejecutivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado.

Chávez, quien negó esa acusación, dijo que está dispuesto a ser investigado no sólo de manera institucional sino particularmente, por lo que la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, en contacto con la televisora Cadena A, desde Viena, manifestó que está a la espera de que “materialice” esas declaraciones y permita verificar sus manejos económicos.

El Presidente manifestó que espera que Chávez escuche al pueblo y ratificó que tiene mucha presión para intervenir la entidad que dirige, pero que “dejamos en manos de ellos que tomen decisiones”, aunque, advirtió que si no cambia la estructura desde el Ministerio de Deportes se verá cómo participar.