Esta mañana, el futbolista Édison Méndez dialogó con RADIO ÁREA DEPORTIVA sobre el momento en que fue llevado a las reservas de Centro Deportivo El Nacional. «Quinito» siente que es una expulsión sin tarjeta, pero un lugar donde se aprende y enseña.

Para empezar, el mediocampista ‘veterano’ de 36 años manifestó: «En mis anteriores clubes (Liga de Quito y Deportivo Quito), cuando bajaba a jugar en la reserva, era más o menos como una expulsión, pero sin tarjeta roja. 

Y sobre cómo ha pasado en la reserva del cuadro ‘criollo’, Méndez sentenció: «Es parte de mi ayudar a la gente, no voy a cambiar mi forma de ser, porque me ha llevado a tener muchos éxitos. Acá no tengo problema de entrenar con los jóvenes, incluso pueden aprender de mi y yo de ellos».

Nota de: Víctor Loor Bonilla

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99