Adriano Leite Ribeiro, aquel centro delantero que surgió a la fama en un sudamericano sub 20 disputado en Ecuador y fue directamente contratado por el Inter de Milán allá por 2001, que también fue la figura de la selección brasileña en los años posteriores que inclusive hizo a veces olvidar la sombra del ‘fenómeno’ Ronaldo ahora protagonizó otro escándalo.

Ya sin la forma en la que se ganó el sobrenombre del ‘Emperador’, el ahora fútbolista del club francés Le Havre se dejó llevar por el vicio que tan mal lo ha llevado en estos años. El alcohol y las constantes fiestas del futbolista prácticamente acabaron con su carrera y el actual jugador de La Havre esta vez protagonizó otra polémica celebración.

Se presentó en un motel de Río de Janeiro con más de treinta mil dólares y pagó los servicios de 18 prostitutas según mencionaron fuentes del establecimiento al Diario ‘Extra’ de Brasil.

Relacionado:  "El árbitro se hubiera puesto las gafas de nuestro patrocinador"