El Borussia Dortmund está realizando una temporada muy gris en la Bundesliga, pero continúa vivo en la Copa y en la Champions League. Es en el campeonato nacional donde le ha tocado resarcirse ante el modesto Dynamo Dresden. Sin embargo, a pesar del doblete de Immobile, el pase a los cuartos de final ha tenido un mal sabor de boca ante la nueva lesión de Marco Reus.

En una primera parte en la que el conjunto de Klopp mantenía el balón pero no dominaba, las escasas oportunidades claras de gol hacían ver el mal momento de forma de los de Dortmund. Fue en los primeros 45 minutos donde su estrella, Marco Reus, se retiró lesionado tras un golpe en el tobillo. Malas noticias para los alemanes, que vuelven a perder a su jugador importante.

Ya en la segunda mitad fue Immobile quien revolucionó el partido. En el minuto 50′, aprovechando un error de la defensa del Dresden, puso el marcador a favor completamente sólo ante el portero. Con el resultado de su lado, el Borussia dominaba con claridad, llegando a asustar en más de una ocasión, como en un disparo de Ramos que golpea en la madera. Fue de nuevo el italiano quien aumentó la ventaja, esta vez en el minuto 90′. Su doblete sentenció el partido y la eliminatoria.

Habrá que esperar a ver el alcance de la lesión de Reus, pero la clasificación a los cuartos de final podria no ser suficiente para compensar la lesión del alemán. La buena noticia para los aficionados del Borussia fue que su jugador estrella regresó al banquillo tras ser atendido.

FUENTE: Goal

Relacionado:  INSÓLITO: Árbitros abandonaron un partido ¡PORQUE NO LES HACÍAN CASO!