Luiz Felipe Scolari abandona el banquillo de Gremio en pleno partido. El ex seleccionador brasileño se “expulsó” a sí mismo. “No tenía que hacer nada en el campo así que me marché”, alegó en rueda de prensa.

El pasado sábado, cuando restaban cinco minutos para el final del partido Scolari no pudo más: “Me expulsé. No se puede pasar más vergüenza en un campo. El equipo no expresa nada de lo que hacemos en los entrenamientos”, afirmó después de un encuentro en el que Gremio cayó 0-1 contra Veranópolis, un equipo que no había saboreado la victoria hasta ese momento.

“No merece la pena seguir engañando a la hinchada del Grêmio. No tenía más que hacer en el campo así que marché al vestuario”, justificó Scolari en rueda de prensa. Aún el Gremio de Frickson Erazo tiene para mejorar ya que están a pocos puntos del líder en el Campeonato Gaúcho.