Ya es casi un hecho, Gustavo Quinteros será el DT de la selección nacional y su paso por este tipo de equipos no es la primera experiencia que ha tenido el estratega argentino – boliviano. En una circunstancia algo parecida como el ser varias veces campeón con equipos locales fue el suficiente impulso para obtener el cargo de manera unánime para ser DT de la selección Boliviana de cara a las eliminatorias de Brasil 2014 y la Copa América en Argentina allá por 2011.

Quinteros se topó con una selección en un nivel muy bajo, y pese a muy buenos partidos ante Argentina consiguiendo dos empates en La Plata (uno por Copa América) y en el Monumental de Buenos Aires (por Eliminatorias) no obtuvo los resultados deseados.

Cuando ya el equipo boliviano empezaba a despegar, una desavenencia con la Federación de ese país cuando recortaron los tiempos de preparación hizo que su salida sea anticipada.

En su ciclo Bolivia tuvo 17 partidos y un saldo de dos victorias, cinco empates y diez derrotas según datos de FIFA. Como datos extras logró que Bolivia ganara en eliminatorias luego de un poco más de 2 años y un incidente con el árbitro ecuatoriano Alfredo Intriago en un duelo ante Chile lo dejó sancionado por varios meses en 2012 cuando dirigía ya a Emelec.

Ahora que ya está todo dicho será la búsqueda de Quinteros por una revancha, y como lo dijo en una entrevista a un medio boliviano hace pocos meses atrás que la ilusión de él es dirigir en un Mundial y que mejor que con la Tricolor.

Relacionado:  NO SE RINDE: "Mi objetivo siempre es estar en la Selección"