El domingo 21 de diciembre del 2014 quedará marcado como una de las fechas más gloriosas en la historia del Club Sport Emelec. No sólo porque consiguió su estrella 12 sino también porque logró el bicampeonato y ganándole la finalísima de manera muy convincente a su archirival BSC.

     Y es que no cabe duda que el mejor equipo del año fueron los azules. Por los puntos en la tabla acumulada y por fútbol fueron superiores al resto.

     La clave principal para la obtención del título fue mantener el proceso. Y con esto no me refiero a repetir lo hecho en el 2013 después de haber sido campeones, pero si al acierto de Neme en ratificar a Gustavo Quinteros después de que no se logró el objetivo el año 2012. Inclusive el DT Argentino renunció a su cargo después del estrepitoso 5-0 en el Clásico, la cual no fue aceptada por el Presidente azul porque le dijo que él no había contratado un enterrador para un partido y que confiaba totalmente en su capacidad.

     Lógicamente mantener la base de la plantilla del equipo campeón es importante, pero la tarea no era tan sencilla para la presente temporada considerando que 4 puntales de aquel equipo no estuvieron más para disputar el bicampeonato. Su principal figura Enner Valencia, su goleador Stracqualursi, su bastión defensivo Nasuti y el hábil Marcos Caicedo salieron del club. En este rubro mérito enorme de Quinteros que halló a los reemplazantes idóneos para que no se vea trastocada la estructura del equipo.

      Desde que Nassib Neme regresó como Presidente del club hace 6 temporadas, lo peor que terminó Emelec fue tercero, justamente en el 2009, el primer año de su gestión, en donde fue por puntos el mejor equipo del año. Nunca dejó de clasificar a Copa Libertadores, ganó 5 etapas y logró dos títulos.

      Neme es un dirigente conocedor de fútbol y aparté un gran empresario. Maneja presupuestos responsables y jamás pone en riesgo la economía del club. Sus jugadores y cuerpo técnico cobran puntualmente y los problemas que puedan existir siempre se manejan a la interna como debe de ser.

      Desde su llegada no sólo Emelec gozó de logros deportivos sinó que también aportó mucho para el patrimonio del club. Del 2009 hasta la fecha, negoció a muchos jugadores al exterior como Joao Rojas, Jaime Ayoví, Eduardo Morante, Marlon De Jesús, Enner Valencia, Marcos Caicedo, lo que significó un ingreso de algunos millones de dólares para la institución.

      Adicionalmente así como fue el gran precursor de la remodelación del estadio Capwell a inicios de los 90s, ahora lidera un ambicioso proyecto de la ampliación del mismo. ¿Qué más se le puede pedir?

      Los procesos serios no siempre traen frutos en la primera cosecha pero normalmente terminan con un final feliz.

      Finalmente repito lo que digo siempre y con mucha convicción. Mientras Nassib Neme siga al frente, Emelec peleará el título. Por ahora, que siga festejando el merecido bicampeonato.

Relacionado:  P. Quiñónez: "Dios me recompensó"