El pasado miércoles los futbolistas del FC Barcelona recibieron una grata sorpresa por parte de la marca de autos Audi quienes les reglaron vehículos. Durante el evento, el zaguero central Gerard Piqué hizo una prueba de velocidad y su copiloto fue el atacante Lionel Messi quien la paso realmente mal ya que su compañero de equipo jugó un poco al momento de manejar.

Relacionado:  Emery: “Mbappé quería ir al Real Madrid o al Barça”